Mi primer paso

Desde muy pequeña que he sentido la curiosidad de ver el mundo con mis propios ojos, de conocer de una forma más profunda realidades distintas de personas distintas.  Sin embargo según lo impuesto por esta sociedad la regla sería estudiar,  luego tener un trabajo estable y así juntar plata para viajar en las vacaciones, y debo reconocer que ese pensamiento me conformo por hartos años, al menos mientras estaba en la Universidad.

Mientras estudie en la Universidad también trabaje de garzona en un restaurant en Puerto Varas, una ciudad bien turística, lo que me permitió gracias a las propinas mayoritariamente, aparte de pagar mis gastos universitarios, juntar plata para todos los años a fines de Febrero darme unas minis vacaciones, de esta manera conocí el Valle del Elqui (Chile), San Pedro de Atacama (Chile), Bariloche (Argentina),  El Bolsón (Argentina), y también hice un viaje en auto desde Puerto Varas hasta Lonquimay sin pasar por la Ruta 5, lo que me permitió conocer lugares escondidos y muy lindos de mi país.

100_0786

No recuerdo el nombre del Lago, pero es parte del camino de los 7 Lagos (Provincia de Neuquén, Argentina)

Y fue así como esos pequeños  viajes lo único que hacían era corroborar mis ganas gigantes de seguir viajando, disfrutaba cada momento, el antes, el durante y el después de cada viaje aunque fuera cortito, y cada vez que volvía a casa en mi cabeza aparecía la frase “yo podría vivir viajando”, sin embargo al igual como lo piensa mucha gente, yo veía el viaje como      “turista”, es decir llegar a un lugar y gastar un montón de plata en alojamiento,  contratar la mayor cantidad de tours posible y apreciar los lugares por tan solo unas horas o a veces menos, que es un poco lo que imponen cuando promueven el turismo, es decir si quieres viajar, solo podrás hacerlo con mucho dinero,  pero todo ese pensamiento cambio cuando decidí hacer un cambio en mi vida, vivir en San Pedro de Atacama.

100_3954

Localidad de Contao (camino a Hornopirén, Chile)

 Al finalizar la Universidad lo lógico era buscar trabajo de profesora, así que trabaje en un colegio durante todo el año 2013, ese primer año, y único hasta ahora, no fue fácil para mí, me cuestione durante todo el año ¿Quiero hacer esto toda mi vida? Pero cada día la respuesta era un NO con MAYÚSCULA, y no es que no me guste la idea de enseñar, pero el sistema educativo chileno esta patas para arriba y en resumen el ser profesor es sinónimo de no tener vida, y yo lo único que quería era estar al aire libre. Por tanto, al finalizar el año escolar decidí que tenía que hacer un cambio en mi vida, creo que mi nivel de estrés estaba por las nubes, así que tome la decisión de no quedarme para las vacaciones de verano en Puerto Varas, correspondiente a Enero y Febrero, y  decidí partir a San Pedro de Atacama, lugar al que había ido como turista en el año 2009 y que curiosamente dije que volvería. La decisión tomo por sorpresa a todos los que me rodeaban, mis padres, hermanos, abuelos, amigos, conocidos, etc. Pero por primera vez en mi vida tome una decisión sin darle tantas vueltas y me fui un día 4 de Enero 2014 rumbo a Santiago, llegando un día 6 de Enero a San Pedro de Atacama.

DSCF3176

Laguna Chaxa, Reserva Nacional de Flamencos (San Pedro de Atacama, Chile)

Llegar a ese lugar tan mágico, aparte de crecer como persona y enfrentar mis miedos abrió mi mente de tal forma que descubrí otras formas de viajar, tuve tiempo, mucho tiempo, para chusmear en la web y fue así como llegue a los blogs de viajes y descubrí que existe un mundo tan grande de viajeros y que viajar puede ser tan distinto para uno o para otro como personalidades hay, para algunos viajar es con lujos, para otros es buscar siempre lo más barato, para otros es ir haciendo deporte extremo, para otros tan solo recorrer ciudades, para otros es interactuar con personas y así un sinfín de formas de viaje.

DSCF3319

Geyser del Tatio, San Pedro de Atacama, Chile

Todo esto lo único que hizo fue alentar mis ganas gigantes de luchar por salir y ver el mundo, y darme cuenta que lograr mi gran sueño no era algo imposible y que no necesito tener mucho dinero si no las ganas y energías por luchar por ello. Es por esta razón que San Pedro de Atacama marca un antes y un después en mi vida.

DSCF3789

Tuve la suerte de estar en San Pedro el día que nevó. Para mi fue sorprendente, pero para los locales también ya que no nevaba de esa forma hacía como 30 años. (Mayo, 2014)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s